top of page
Captura de Pantalla 2021-04-20 a la(s) 8

Series 

Fotográficas

photo_edited.png

NO SOY LO SUFICIENTEMENTE NEGRO

Más allá de lo que dudo, de lo que me hacen ver, más allá de lo impuesto, más allá, está mi identidad negra, olvidada, ignorada, abnegada, mis raíces enterradas por mi desconocimiento. 

Me hacen pensar que no soy blanco/a, tampoco soy tan negro/a, pero tengo mi cabello afro, mis labios son gruesos, mi nariz es ancha ¿¡Qué soy!? ¿¡Quien soy!? alguien me ha dicho que soy moreno/a, pero ¿Qué es moreno? me pregunto entonces, ¿Seré yo lo suficientemente negro/a para ser afro? 

Los ideales del ser y no ser negro siempre han existido, todos creen, piensan, pero pocos afirman y tienen definida su identidad.

Esta galería tiene como objetivo ejemplificar que hay negros con una tez más clara o más oscuras que otros, y aún así, ¡Siguen siendo negros! porque el serlo va más allá de mi tono, va más con mis rasgos físicos, y mi descendencia.

Mi identidad es memoria, ancestralidad y fuerza, 

no puede ser escondida

No puede ser negada.

Sofía Pardo, Valledupar. 

El Río Cesar ha representado un cuerpo de resistencia y abastecimiento para las comunidades afrodescendientes del norte del Cesar. Entre ellas, se encuentran Guacoche y Guacochito, reconocidas por la creación y comercialización de tinajas, cuyo proceso empieza desde la recolección de la arena a las orillas del Río Cesar. Esta labor es realizada por los Paleros, quienes actualmente, debido a la aparición de la nevera y el desuso de la tinaja, destinan la arena extraída del río hacia obras de construcción.

Dentro de la sección "Oír historias" escucharás las voces de un grupo de paleros en Guacochito - Cesar hablando de su experiencia como paleros, sus formas de organización, sueños y reclamos.

Laura Bracho, Paleros de Guacoche y Guacochito. 

MUJERES DE RESISTENCIA

Por: Angélica María Pérez Vega

mujeres 2.jpg

Mujeres de resistencia, es una serie fotográfica realizada en los corregimientos de Camarones, Juan y Medio y Matitas ubicado en el municipio de Riohacha, La Guajira. Las fotografías retratan a 10 mujeres de más de 55 años que viven en la zona rural y que a pesar de los años siguen en la lucha sin poder descansar. Este es un honor a ellas, a su trabajo, a su esfuerzo y dedicación. 

Podrás visualizar las series fotográficas en la sección de Mujeres

TRES MUJERES ARTISTAS DE RIOHACHA

“Tres mujeres artistas de Riohacha” es una serie de fotografías que narra visualmente tres generaciones femeninas que se desenvuelven en las artes plásticas. Nace de la necesidad de validar y resaltar el legado de las mujeres artistas del territorio, principalmente las hijas de la diáspora africana. Así conocer no solo los rostros de Bélgica Quintana (1937), Edita Rojas (1975) y Kellys Barros (1992) sino adentrarnos en la intimidad de sus hogares, sus espacios de trabajo, la maternidad. Los contrastes generacionales, la juventud- vejez, las añoranzas y recuerdos que hacen parte del sinfín de historias que guardan sus cuerpos y sus voces. Estas tres mujeres se identifican a viva voz como hijas de la  diáspora africana en La Guajira lo cual se evidencia incluso en sus obras. Esta serie de fotografías es la revelación que exalta la existencia y el innegable aporte artístico y cultural de las mujeres nativas de la región, a través de la pintura, el muralismo y las manualidades. 

En la sección "Oír historias" encontrarás las entrevistas a Edita Rojas y Kellys Barros donde su propia voz cuenta su brega por la dignificación del arte y su apuesta por la construcción de paz. 

Thalía Parody Peñaranda, Riohacha

Bélgica Quintana de Márquez

 

Nacida en 1937 en Riohacha. Se autoreconoce como “Descendiente de los africanos que entraron ilegalmente y engrilletados”. Delineante de arquitectura y la primera mujer artista plástica integral en estos lares. Pese a todas las dificultades por las que debían pasar en Riohacha las personas interesadas para acceder a la educación o formación artística, fundó en su juventud junto a su esposo el fallecido artista wayuu Antonio Márquez, la Escuela de Artes Márquez, una de las primeras escuelas de artes en el territorio. Bélgica habla desde la añoranza de su taller donde reposan sus obras y las de su esposo de los recuerdos de toda una vida de pujanza y lucha para tener un espacio de representación y de desarrollo en la vanguardia artística, en el teatro, en las exposiciones, en las noticias del territorio así como en los eventos importantes que logró vivir durante su formación académica en las artes en Bogotá y Venezuela.

Edita Rojas Atencio

 

Nacida en 1975, en Riohacha. Destacada Maestra en Artes visuales y docente del área de artística, donde ha enfocado su trabajo como constructora de paz sembrando y explorando en la niñez y adolescencia riohachera los dotes del arte, lo cual vemos como un legado cultural y generacional. Edita es una de las alrededor de 13 personas graduadas del extinto programa de Artes Visuales de Uniguajira (graduada en 2007). Ha recibido reconocimientos de su Alma Máter, así como del Fondo Mixto para las Artes por su obra y presencia en el ámbito artístico y cultural guajiro. Dedica su vida a su trabajo con la niñez, a su núcleo familiar el cual en su totalidad se dedica al arte y a seguir pintando y guiando al futuro de la sociedad por un sendero realmente libre por obra del arte.

Kellys Barros Almendrales

 

Nacida en 1992, en Riohacha. Kellys es directora de radio y tv, muralista, madre y rescatista de animales en situación de indefensión. Ha enfocado su trabajo en el muralismo y las artes comunitarias instruyendo a población de todas las edades. En su propuesta el trabajo colectivo, los colores vibrantes y la fauna y flora guajira son los protagonistas. Kellys es la matrona del muralismo y el graffiti joven riohachero, a través de su organización llamada “Lápiz con pies” ha creado escuela y laboratorio artístico para las y los jóvenes de los barrios periféricos de Riohacha.

Antología de paz de Elion Fonseca- Milián

La Antología de paz de Elion Fonseca Milián, es un fanzine/poemario que comprende tres poemas a la paz del autor afro guajiro, ilustrado con la técnica del collage y comentado por Thalía Parody Peñaranda, becaria del colectivo audiovisual independiente Mini Chitiá. Las letras y los pensamientos del Maestro Elion sumado a su incansable labor como gestor cultural en la comuna 6 de Riohacha
son los personajes principales de esta pieza, producto de una investigación que se enfoca en resaltar los personajes afrodescendientes que han construido paz históricamente en los territorios del Cesar y La Guajira. Elion Fonseca— Milián (1938) es uno de los poetas más longevos del territorio cuya obra ha sido publicada en las paredes del Estadio Luis Eduardo Cuéllar (comuna 6 de Riohacha) en periódicos locales, la Antología poética de La Guajira (s.f) y en la Antología de Paz de Mini Chitiá (2021) la cual surge de la necesidad de homenajear su vida y su obra de forma impresa. Una obra que sueña y clama paz.

Thalía Parody Peñaranda, Riohacha

Elion Fonseca- Milián

Elion Fonseca Milián tiene 87 años. Nacido y criado en La Guajira se dedicó a trabajar el monte y la construcción desde joven, ya que su madre, que fue lavandera, le enseñó la importancia del trabajo duro y constante.

 

Aparte de trabajar, Elion se ha dedicado a la poesía porque le llena el alma, la aprendió de forma autodidacta, autónoma. Escribe sobre el amor a la patria y a Riohacha, su ciudad, a la paz, a las madres, entre otros temas; una de las razones por las cuales lo llaman “El poeta del Cuéllar”, la otra, es porque como lo que más le gusta de la poesía es compartirla, pintó las paredes del barrio Luis Eduardo Cuellar (que fue un gran deportista riohachero y amigo suyo) con cada uno de sus poemas, para ser leído por la comunidad.

 

He aquí un magno acto de construcción de paz: Llenar las paredes de Riohacha, una ciudad que aunque bohemia con sus poetas y artistas, sus boleros y atardeceres, ha sido atravesada por la violencia histórica que deja la bonanza con sus guerras de familia, de poesía a la vista de toda la comunidad, cuya temática gira en torno a anhelos de paz, que invita a pensar, a actuar bien.

Thalía Parody Peñaranda, Riohacha

bottom of page